lunes, 27 de mayo de 2013

PAULO VI DECLARA EL FRACASO DEL C.V.II Y SE REVELA EL "INFORME 95 DEL PLAN MASÓNICO"

“El humo del infierno ha entrado dentro
de la Iglesia de Dios”.
Papa Paulo VI (Aloc.29/VI/1972).
Parte I
 
Ante las declaraciones del Papa Paulo VI que revelan que la Iglesia Católica estaba infiltrada por las sectas - el Priorato de Sión y el de Praga, la masonería, los Illuminati y el comunismo-, se percató que el Concilio Ecuménico Vaticano II estaba convocado y manipulado para lograr asestar graves golpes contra la Iglesia y su valiosísisma Tradición, particularmente contra el Eterno Sacrificio o Santa Misa.
 
Otros Cardenales revelaron graves irregularidades que se cometieron, pero Paulo VI era ajeno a ellas pues estaba secuestrado y pusieron un doble para manipular el Concilio y a toda la Iglesia desde la Cúpula Vaticana.
 
Paulo VI fue secuestrado y ocultado en el mismo Vaticano, de igual forma como lo hicieron con la Vidente y Profeta Sor Lucía dos Santos para que no se revelara el Tercer Secreto de Fátima que revelaba al Mundo: "Satanás se infiltrará en el seno de la Iglesia, llegará hasta los Más Altos Reinos de la Jerarquía y hasta la Silla de Pedro"; esto ya se ha cumplido desde Benedicto XVI quien es "El ladrón que usurpó la Silla de Pedro" (ver investigación documental en la serie: "Cómo llegó 'el ladrón? a la Silla de Pedro" en http://antiiglesia.blogspot.mx )
 
Verdadera Sor Lucía del lado izquierdo; la falsa del lado derecho con lentes.  
Las acciones de la secta masónica infiltrada como caballo de Troya en la Iglesia Católica han tenido distintos pasos y evidencias. A continuación conoceremos el llamado "Informe 95' del Plan masónico".
 
   INFORME 95’ DEL PLAN MASÓNICO

A) ÉXITOS.
A lo largo de metódica y constante lucha, para hacer desaparecer a la Iglesia Católica, hemos tenido avances sustanciales, conforme a las metas previstas:

- Ruptura de una fe única. Ya son muchos los que niegan y dudan de los dogmas básicos: presencia eucarística, divinidad y resurrección de Jesús; virginidad de María; existencia del infierno, ángeles y demonios, etc.
- Estado de cisma y apostasía, aún latente, pero real.
- Contestación al Papa (Juan Pablo II) y su doctrina.
- Control de Editoriales y Publicaciones Católicas.

- Entrada de miembros en la enseñanza religiosa  sobre todo en las Facultades Eclesiásticas y Seminarios.
Los que fueron infiltrados en Seminarios y Congregaciones Religiosas han ido consiguiendo puestos influyentes y actúan con eficacia.
– Colaboran con nosotros, inconsciente, pero eficazmente, Obispos, Sacerdotes y Catequistas, así como varias Congregaciones Religiosas masculinas y femeninas. (Es cierto que apenas tienen vocaciones que garanticen su continuidad, pero no interesa ya).
– Marginación y desprecio de los Sacerdotes y Religiosos fieles a la doctrina tradicional.
– Relajamiento de la Confesión con promoción de la absolución comunitaria.
– Pérdida de la Oración en sus distintas formas: personal, Rosario, Vía crucis, procesiones, rogativas.
Desprecio de la devoción a María, como algo cursi y anticuado.
Desvalorización de la Eucaristía.

Han sido muy eficaces las medidas que propusimos:
  • Cambiar la estructura de la Misa, diluyendo el aspecto vertical y acentuando el horizontal.
  • Libertad litúrgica, quitando ornamentos, eliminando ceremonias, vulgarizando y devaluando los ritos.
  • Comulgar de pie y en la mano, quitando importancia a la Hostia.
  • Eliminar la genuflexión y toda forma de reverencias.
  • Alterar el sentido de pecado.
  • Promover la inmoralidad, entendiéndola como libertad progresio-liberación sexual, usando preservativos, anticonceptivos, homosexualidad, promoción de la pornografía en videos, cines, revistas y, sobre todo en T.V. Amor libre. Relaciones prematrimoniales. Divorcio.
B) DIFICULTADES:
El avance en la lucha contra la Iglesia no ha sido más rápido y eficaz, por la postura y actuación de Juan Pablo II y de los que aún le son fieles. Pero durará poco. También estamos encontrando dificultades por parte de las personas que están atrayendo a muchos: P. Esteban Gobbi. Vassula. Medjugore, etc.
C) PRÓXIMOS OBJETIVOS:
* Seguir avanzando en todos los anteriores expuestos.
Estamos ya en condiciones de alcanzar la cima del poder en la Iglesia. Entonces se difundirá abiertamente y ‘con autoridad’, las últimas de nuestras tácticas:
 
* Acabar con la dimensión vertical y toda forma de oración.
*Destruir y vaciar totalmente el contenido del dogma.
*Sustituir el teocentrismo, por antropocentrismo.
* Relativizar la moral. No hay principios o referencias objetivas y respuestas desde arriba. Todo es subjetivo.
* Liberalizar las prácticas sexuales, anticonceptivos, homosexualidad, etc.
*Sacerdocio femenino.
* Celibato opcional, etc.
*Y, por fin, como gran aspiración nuestra, la eliminación de la Misa. No puede hacerse quitándose sin más, pues muchos no lo aceptarían. Hay que suprimir el aspecto de “Sacrificio” y limitarlo a la dimensión de “cena fraterna”. (Esto lo auspiciaremos con el Ecumenismo) De esta manera, ya no tendrá valor sacramental, y se habrá conseguido una reunión vacía de contenido.
Esta es nuestra aspiración, pues, destruida la Misa católica, quedará destruida la misma Iglesia desde dentro, sin persecución sangrienta y con la colaboración de los mismos católicos.
Tenemos el triunfo al alcance de la mano. Ya solo podría evitarlo una intervención directa y extraordinaria de Dios. Pronto, muy pronto, podremos gritar:¡”Ten vencimos Galileo”!.

Y cínicamente los masones invitan a que se difundan sus avances como se aprecia en la siguiente nota que ponen al calce del Informe:

DIFUNDE CON URGENCIA EL “INFORME 95”DEL PLAN MASÓNICO: LA DESTRUCCIÓN TOTAL DE LA SANTA MADRE IGLESIA SANTA CATÓLICA, APOSTÓLICA Y ROMANA.

Comentario del MIDP:
Como puede verse, la secta masónica, iglesia de Lucifer y Satanás tienen como propósito la destrucción total de la Iglesia auténtica de Cristo.
Si a esto añadimos las prácticas rituales e intenciones en los diversos grados de la francmasonería, nos percataremos de que las causas de excomunión siguen vigentes pese a las modificaciones canónicas que lograron los obispos masones en el Concilio Vaticano II.

(Continuará en la Parte II)